sábado, 9 de septiembre de 2017

Vacíos paralelos


Llevo diez penachos de lenguas al viento
y así hala el aire lo que me he callado.
Lamo el disparate que es este momento
de pensar las veces que no te he besado.

De lo no vivido salgo más herida
y es una dolencia que el tiempo no cura.
Redoler fantasma de amputada vida,
muñón que mantiene morbo y hendedura.

En otro universo una yo distinta
tal vez por fortuna o quizá por duelo,
con otro lenguaje e imposible tinta

riega unas frases dándose consuelo.
Me cree gozando su alegría extinta,
pero duerme y sueña mientras yo te velo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario